24 de noviembre de 2017    
San Pedro Dumoulin    


¿Qué son los Institutos Seculares?

Un poco de historia…

“Es Dios, verdaderamente, que suscita en vosotros

el desear y obrar

según sus designios”

(Fil 2, 11)

Son Institutos de vida consagrada conformados por mujeres y hombres que:

Consagran su vida a Dios con la profesión de los consejos evangélicos (castidad, pobreza,obediencia).

Viven en la sociedad, “en el mondo”, como todos los ciudadanos.

Se comprometen en la santificación del mundo, sobretodo trabajando desde dentro de él.

Son “el laboratorio experimental” donde la Iglesia verifica las modalidades concretas de sus relaciones con el mundo”.

I – III siglo: existían personas vírgenes

La consagración al Señor se vivia por hombres y mujeres que prermanecían en su propias familias.

Del siglo IV al XIX: aparece la vida religiosa

La consagración a Dios llevaba a la separación de la familia y del ambiente social, y conducía a una vida en una comunidad religiosa

Unica experiencia en el XVI sec.: la “Compañia del las Virgenes de Santa Ursula”, fundada por Santa Angela Merici.

Segunda mitad del siglo XIX: Pías Asociaciones

Los miembros permanecen en el mundo y no tienen ningún signo distintivo de los otros laicos; su compromiso es asumido a título personal y no son reconocidos por la Iglesia

Fines XIX – inicio siglo XX

Algunos laicos fuertemente comprometidos en la Acción Católica experimentan el deseo de una total donación a Dios.

1924. La Sagrada Congregación de los Religiosos estudian el problema, pero también hay la idea que consagración y vida “en el mundo” se excluían recíprocamente.

1938. El Encuentro de varios Responsables de Asociaciones y Movimientos Laicales en Suiza: se descubre que en dichos grupos, han madurardo las mismas exigencias parar ser consgarados en le mundo y que el carisma de ellos es idéntico. Aquí aparece la clara acción del Espíritu Santo para esta nueva vida consagrada secular.

A mediados de siglo XX:

Reconocimiemto oficial y profundización continua de parte de la Iglesia.

1947 – 1948. Costitución apostólica Provida Mater Ecclesia y Primo Feliciter (Pio XII): los Institutos Seculares son reconocidos por la Iglesia con la característica propia, la secularidad.

Concilio Vaticano II: precisa algunas características esenciales

de los Institutos Seculares (también se inserta en el documento sobre la Vida Religiosa)

Año ‘70. Reflexiones y documentos de Paulo VI.

Pablo VI es el Papa que ha esclarecido mejor la identidad de los Institutos Seculares, tomando su razón de ser y encuadrándolo en la prespectiva en que el Vaticano II ha colocado la Iglesia.

La espiritualidad de los Institutos Seculares es tema continuo y actual en el Magisterio de la Iglesia.