22 de octubre de 2017    
San Hilarion    
Laura Meozzi

Laura Meozzi

Laura nace en Florencia (Italia) el 5 de enero de 1873 de Alejandro y Angela Mazzoni. La familia, acomodada y noble, se traslada pronto a Roma, donde Laura realiza los estudios de medicina.

Siendo Hija de M.ª Auxiliadora en 1898, trabajó sobre todo en Sicilia hasta 1921, cuando fue escogida como responsable de las primeras hermanas salesianas enviadas a Polonia.

Especialmente durante los acontecimientos y las miserias de la última guerra mundial, "la pequeña madre" vivió toda una historia de fortaleza y amor. Laura rezaba mucho. Cuando el Director espiritual, un salesiano, le dijo que Dios la llamaba entre las salesianas de Don Bosco, pasó noches enteras en oración.

Su actividad fue incesante. Aún en la pobreza extrema supo abrir casas para cada exigencia: inició albergues para niños huérfanos y abandonados. Después las chicas, las escuelas, los talleres, las postulantes, las novicias, las hermanas, los refugiados, los perseguidos, los enfermos, los emigrantes… Madre Laura solía consolar a todos. Al mismo tiempo rezaba y sufría.

Vivió la larga agonía y el martirio de Polonia en los años 1938-1945. A quién le preguntaba: "¿No tiene nostalgia de Italia?", respondía: "Yo tengo dos patrias: Italia y Polonia. No sé decir cual amo más".

Desde Wilno tuvieron que partir las hermanas y 104 chicos, con un tren especial, pero escondidos, había muchos que no estaban autorizados. ¡Madre Laura había dicho que sí a todos!.

La Inspectora estaba preocupada, podían ser fusilados. "No tema, yo rezaré". El viaje - que duró 16 días - tuvo un éxito positivo, pero sólo por un verdadero milagro.

Terminada la guerra, se tuvieron que abandonar los territorios invadidos por las Repúblicas Soviéticas y reiniciar todo desde el principio.