20 de noviembre de 2017    
San Félix de Valoix    
María Troncatti

María Troncatti

Nace en Corteno Golgi (Brescia) el 16 de febrero de 1883.

En su numerosa familia crece alegre y trabajadora entre los campos y el cuidado de los hermanos, en un clima cálido por el cariño y el ejemplo de sus padres.

Asidua a la catequesis parroquial y a los sacramentos, la adolescente María madura un profundo sentido cristiano que la abre a los valores de la vocación religiosa.

Por obediencia al padre y al Párroco, espera a ser mayor de edad para pedir la admisión en el Instituto de las Hijas de M.ª Auxiliadora. Emite la primera profesión en 1908 en Nizza Monferrato.

Durante la primera guerra mundial (1915-18) Sor María sigue en Varazze cursos de asistencia sanitaria y trabaja como enfermera de la Cruz Roja en el hospital militar: una experiencia que le será muy válida en le curso de su larga actividad misionera en la foresta amazónica del Oriente ecuatoriano.

Parte para el Ecuador en 1992. Es enviada entre los indígenas shuar, donde con otras dos hermanas inicia un difícil trabajo de evangelización en medio de riesgos de toda clase, no excluidos los causados por los animales de la foresta y por las insidias de los vertiginosos ríos que debía atravesar a vado o sobre frágiles "puentes" de lino, o bien sobre las espaldas de los indios.

Macas, Sevilla Don Bosco, Sucúa son algunos de los "milagros" todavía florecientes de la acción de Sor María Troncati: enfermera, cirujano y ortopédico, dentista y anestesista… Pero sobre todo catequista y evangelizadora, rica de extraordinarios recursos de fe, paciencia y amor fraterno.

Su obra para la promoción de la mujer shuar florece en cientos de familias cristianas, formadas por primera vez por la libre elección personal de los jóvenes esposos.

Sor María muere en un trágico accidente aéreo en Sucúa el 25 de agosto de 1969. Sus retos reposan en Macas, en la Provincia de Morón (Ecuador).