19 de octubre de 2017    
San Pedro de Alcántara    


Las comunidades cristianas –católicas- están construidas por el trabajo voluntario de la mayoría de sus miembros. Se brindan muchos servicios ad intra, como: la liturgia, la catequesis, los grupos juveniles, las comunidades de base, etc. Siempre hubo trabajo voluntario ad extra: en la atención a los más pobres, las visitas a los presos y los enfermos, la atención a la salud (hospitales, policlínicas).

La categoría voluntariado, puede denominar actividades existentes en las comunidades católicas u otras que se van rediseñando.

En las Hijas de María Auxiliadora y los Salesianos encontramos múltiples ambientes en los que practicar el voluntariado, sobre todo en los ambientes de Misiones.