21 de julio de 2017    
San Victor    
noticia_destacada
+texto -texto enviar imprimir
Bus urbano de Badajoz para niños de la calle en Sierra Leona

24/02/2017 | Agencia Fides

Este proyecto de la Agencia de Extremadura para la Cooperación Internacional para el Desarrollo será gestionado por Salesianos.

Uno de los autobuses urbanos de Badajoz (Extremadura) será enviado a Freetown (Sierra Leona), para convertirse en una unidad móvil de atención para miles de menores en riesgo de exclusión que viven en las calles de la ciudad. Servirá para proporcional asistencia médica, alimentaria y psicosocial. La iniciativa forma parte del proyecto “Unidad móvil para la protección de menores en riesgo en las calles de Freetown, Sierra Leona” financiado por la Agencia de Extremadura para la Cooperación Internacional para el Desarrollo (AEXCID).

Según el comunicado enviado a la Agencia Fides, el autobús salió desde el puerto de Lisboa (Portugal), el pasado 13 de febrero y una vez en la capital Freetown será gestionado por los Salesianos de Don Bosco, presentes en Sierra Leona desde hace más de 30 años y con 18 años de experiencia en la atención a niños de la calle. En Freetown hay un flujo incesante de personas que se desplazan del campo a la ciudad por trabajo, en busca de educación o para mejorar sus condiciones de vida y las de sus hijos. Con frecuencia muchos menores acaban como sirvientes y terminan por escapar a la calle. Las mafias engañan a las familias de zonas rurales con falsas promesas. También sucede que son los propios padres los que les envían a ejercer la prostitución o vender en los mercados como forma de sustento económico para la familia. Además, muchos niños han quedado huérfanos debido a la epidemia de Ébola que causó 4.000 muertes. El resultado es que miles de niños que viven en las calles de Freetown padecen malnutrición, enfermedades, abusos, explotación laboral y violencia sexual, así como privación de oportunidades para su futuro.

El autobús recorrerá los barrios más deprimidos para convertirse en punto de referencia para la población infantil en riesgo. En el autobús viajará personal sanitario y trabajadores sociales con experiencia en menores de la calle. Entre los servicios disponibles en el vehículo se proporcionarán alimentos, ropa y duchas, atención médica y de base, y si fuese necesario también ingreso en el hospital. Los niños también recibirán atención psicosocial, participarán en juegos, excursiones y talleres. Uno de los objetivos más importantes de la Unidad Móvil es la prevención de situaciones de riesgo y la reubicación de los niños con sus padres o con familias de acogida.