24 de noviembre de 2017    
San Pedro Dumoulin    
noticia_destacada
+texto -texto enviar imprimir
Musical Amal, triunfo de la solidaridad

10/04/2017 | Salesianos San Juan Bosco

Cientos de personas asisten al estreno del concierto de Salesianos San Juan Bosco de Valencia, emitido en directo.

El Colegio Salesiano San Juan Bosco de Valencia estrenó, en la noche del viernes 7 de abril, a las 22 horas, el concierto musical solidario Amal. El gran evento de este curso, en el que estuvieron implicadas más de 240 personas. Este proyecto musical, cantado y tocado en directo, ha reunido a alumnos, exalumnos, padres, madres, profesores y personal de administración y servicios, todos juntos, en una auténtica experiencia de comunidad y convivencia

Una historia de esperanza y oportunidades

Amal cuenta la historia de una niña india a la que se le ha robado la infancia. Una vida llena de desdichas en un mundo de adultos que pisotean su infancia, sumiéndola en un silencio triste y sin esperanza. Sophie, una voluntaria salesiana que acaba de montar una escuela de baile en el oratorio salesiano, le propondrá participar en un proyecto sobre los grandes éxitos musicales. Así, ganando su confianza, se convertirá en su amiga y referente, recibiendo de ella la atención y el cariño que tanto anhela, volviendo a reencontrarse con la alegría y la inocencia de ser niña y, tal vez, con el calor de la familia que añora.

Tras el éxito del año pasado del concierto “X + GENTE”, este año el Concierto Solidario "Amar se escribe con L" ha superado todas las expectativas. Este año, a diferencia del proyecto anterior que era sólo un concierto, se ha escrito un guión propio que une las canciones, con las coreografías propias de cada canción y las escenas que los actores interpretan sobre las tablas, convirtiendo así el concierto en un auténtico musical de creación propia y en directo.

Desde Salesianos San Juan Bosco han mostrado su satisfacción con la acogida y el resultado de este trabajo conjunto de meses: “todos los espectadores pudieron ser testigos del talento de un gran elenco de actores, bailarines, cantantes, músicos, técnicos de sonidos e iluminación, decorados, dirección... Todos pusieron su cuerpo y su alma en el escenario como una oración de esperanza para los niños y niñas de este mundo que lo necesitan”.

Gran cobertutura y acogida

El estreno el viernes 7, a las 22 horas, fue todo un éxito; congregó a cientos de personas en el teatro de este colegio salesiano, con todas las localidades vendidas, el lleno absoluto se repitió en las dos sesiones del fin de semana; además, otros cientos de personas fueron testigos de este momento a través de la emisión en directo que se realizó en el canal de YouTube Radio Bosco TV, personas de todos los rincones de España y también de Europa y América pudieron seguir en vivo la puesta en escena de Amal.

Y es que, el equipo de comunicación de Salesianos San Juan Bosco ha desplegado todos sus medios y ha realizado una gran cobertura informativa tanto los días de la representación como las semanas previas al estreno. Redes Sociales, portal local, radio y televisión escolar dieron testimonio del entusiasmo con el que se estaba desarrollando el proyecto, haciendo partícipes a toda la Familia Salesiana.

Solidaridad

Tras el musical, el director del colegio, Juan Peris, felicitó a todos los implicados en el proyecto y agradeció la presencia de los espectadores, en el teatro y también en la red. Representantes de la tres entidades a las que va destinada la recaudación de Amal, (Acnur, Unicef y la ong Juegaterapia) también dirigieron unas palabras de agradecimiento a la obra salesiana.

Especialmente emotivo fue, el día del estreno, el discurso de agradecimiento de los representantes de ACNUR que comentaron: "Si Amar se escribe con L, solidaridad se escribre con S de Salesianos".

Los beneficios recaudados con las entradas solidarias, con un coste de tres euros, se destinarán íntegramente a favor de Unicef con su proyecto “gotas para Níger”, Acnur con su proyecto a favor de los refugiados y la ONG Juegaterapia cuya misión es conseguir que los niños con cáncer puedan olvidarse un poco de sus tratamientos y que el tiempo pase un poquito más rápido en cada habitación de hospital.