21 de noviembre de 2017    
Presentación de la Virgen María    
noticia_destacada
+texto -texto enviar imprimir
La solución a los problemas del G20, un lápiz

10/07/2017 | Misiones Salesianas

Misiones Salesianas y Jóvenes y Desarrollo lanzan campaña ‘Un lápiz que cambia el futuro’ para exigir al G20 que educación sea prioridad en su agenda.

Los jefes de Estado y de Gobierno de los 20 países más ricos del mundo se reunirán el próximo fin de semana en la Cumbre del G20 para hablar de asuntos como las migraciones, el flujo de refugiados, el terrorismo, el clima… y en Misiones Salesianas y Jóvenes y Desarrollo les damos una solución: un lápiz.

Un lápiz que es la herramienta para cambiar el futuro de millones de niños y niñas en todo el mundo. “Creemos que la educación es la herramienta más potente para luchar contra la pobreza y con ello se reducirían las migraciones, pues los niños, niñas y jóvenes podrían ganarse la vida en sus países. De hecho, hay estudios que muestran que la pobreza en el mundo se reduciría más de un 10% si los alumnos de los colegios del Sur salieran sabiendo leer y escribir”, explica Ana Muñoz, portavoz de Misiones Salesianas. Es fundamental que la comunidad internacional se ponga a trabajar para que la Agenda 2030 se cumpla y, entre otros objetivos, se pueda alcanzar el objetivo de dar una educación de calidad a los niños, niñas y jóvenes del mundo.

Por todo ello, desde Misiones Salesianas y Jóvenes y Desarrollo piden a los miembros del G20 que la educación sea una prioridad en su agenda. La educación es el principio de un círculo virtuoso que va a suponer un cambio para la persona y para su comunidad. Un niño o niña que va a la escuela mejorará sus hábitos de higiene y alimentación, también su salud, se casará más tarde, vivirá su maternidad/paternidad de manera más responsable, sus hijos irán a la escuela, mejorará su calidad de vida porque conseguirá un mejor trabajo, conocerá sus derechos y no dejará que abusen de él o ella, querrá participar en la toma de decisiones de su comunidad y aportará al desarrollo de su país.

La campaña ‘Un lápiz que cambia el futuro’ pone de manifiesto la importancia de la educación a través de la experiencia de los misioneros salesianos que trabajan en más de 130 países desde hace más de 140 años y que ofrecen educación a más de 1,5 millones de niños, niñas y jóvenes en todo el mundo. “Un lápiz puede ser el punto de inflexión en el futuro de un niño. Está comprobado que un año más de escolarización supone un 10% más de ingresos en el futuro”, añade Muñoz.

El jueves, 6 de julio, representantes de ambas organizaciones acudirán a las embajadas de los países del G20 para entregar cajas de lápices como símbolo de la importancia que debería tener la educación en las políticas mundiales.

#G20FirmadConLápices