21 de noviembre de 2017    
Presentación de la Virgen María    
noticia_destacada
foto_noticia_dos foto_noticia_dos
foto_noticia_dos foto_noticia_dos
+texto -texto enviar imprimir
“Es un don para nuestra diócesis que esté aquí la reliquia de Don Bosco”

02/05/2012 | Redacción

El Obispo de Bilbao, Mons. Mario Iceta, presidió la eucaristía que ayer se celebró en la iglesia de María Auxiliadora de Deusto con motivo de la llegada de la reliquia de San Juan Bosco.

Monseñor Mario Iceta, obispo de Bilbao, presidió la primera eucaristía para recordar a San Juan Bosco, con motivo del paso de una reliquia insigne del santo por su diócesis. La reliquia, desde Bilbao, recorrerá las casas salesianas españolas, en una peregrinación que durará hasta el mes de noviembre. El obispo estuvo acompañado por cuatro de los seis provinciales salesianos de España, además de por una veintena de sacerdotes.

En la homilía, Mons. Iceta señaló que, para la diócesis de Bilbao, era “un don que esté aquí su reliquia [de San Juan Bosco], y que nos impregne de su carisma”. El prelado presidió una eucaristía en la iglesia de María Auxiliadora, de los salesianos de Deusto, que comenzó a las 19’30 horas de la tarde.

El obispo de Bilbao habló sobre el fundamento de la espiritualidad de San Juan Bosco que el santo encontró en el misterio pascual de Cristo. Señaló, también, la alegría, como elemento importante del carisma salesiano, “que brota de haber experimentado en su vida la pasión del Señor”. Se refería, así, a la experiencia de Don Bosco de sufrimiento en su infancia y juventud. Una experiencia que le sirvió para comprender la situación de los jóvenes abandonados.

Comentando la acción de Don Bosco a favor de los jóvenes de su tiempo, Mons. Mario Iceta señaló que los salesianos “están junto a los jóvenes, para entender sus luces y sus sombras y llevarles a Cristo, la luz de nuestra vida, la única esperanza cierta y fiable”. El obispo se refirió también a la situación de paro que viven muchos jóvenes y alentó a los salesianos a trabajar para ”abrirles horizontes nuevos, darles el sentido para la vida y proponer, suscitar, acompañar a los jóvenes a su encuentro con Jesucristo”, a fin de crear “espacios de vida para los jóvenes”.

En la eucaristía participaron cientos de fieles, miembros de la Familia Salesiana que abarrotaban la iglesia de María Auxiliadora. En el momento del ofertorio, entre otras ofrendas, se presentaron cinco cofres con tierra de las cinco comunidades autónomas que componen la provincia salesiana San Francisco Javier, con sede en Bilbao, primera de las seis circunscripciones salesianas de España que recorrerá la urna con la reliquia de San Juan Bosco, fundador de la Familia Salesiana.

Selección de fotos (pincha aquí)

www.salesianosbilbao.com