21 de noviembre de 2017    
Presentación de la Virgen María    
noticia_destacada
+texto -texto enviar imprimir
Don Bosco celebra la fiesta de la Auxiliadora en Vigo

25/05/2012 | Redacción

La ciudad se vuelca con Don Bosco. El obispo presidió la eucaristía y la procesión de María Auxiladora.

Si tuviéramos que sintetizar algo de lo vivido el día de ayer, recordaríamos, es decir, hemos pasado por el corazón, la emocionada homilía de D. Benito en Morgadáns que hizo aflorar lágrimas de alegría en el rostro de algunos de sus feligreses. Y es que como decía Pepo Alonso (tres años), comparando lo que conoce de Don Bosco y la reliquia que contempla, “Don Bosco no puede estar “morido”, porque estaba muy vivo entre los niños”.

Añadamos a esto la colección de los sellos del mundo sobre Don Bosco que, por deferencia de José María Maíllo, se exponen en el vestíbulo del cine “Salesianos” y que ayer, al salir del acto cultural, la gente contemplaba con admiración; la catequesis que sobre Don Bosco viene a recibir un matrimonio de Tomiño y que Óscar Bartolomé (siempre un Bartolomé en los comienzos) hace con arte y cariño; el titular con el que nos sorprende La Voz de Galicia en su sección dedicada a Vigo: “Don Bosco sale con María Auxiliadora”… El Faro de Vigo, por su parte, publica un extenso artículo de María Villar con el título: “Una batucada por Don Juan Bosco”. Califica el recibimiento de “espectacular” y relata los hechos avalados por las opiniones de variados entrevistados (José R. Pacheco, Aureliano Laguna, Isidro Lozano, alumnos…). Y Atlántico Diario habla de “emoción y curiosidad en el colegio: Los vigueses pudieron ver a Don Bosco”.

Con gozo hemos esperado esta fiesta de María Auxiliadora. Y más este año que Don Bosco, de una manera diferente a otros años, se ha querido sumar a nuestra fiesta con su presencia “real y atemporal al mismo tiempo”, ya que su reliquia sigue con nosotros en el santuario de María Auxiliadora de Vigo.

En el ambiente escolar, las actividades lúdicas y festivas de este día se establecen de esta manera: ESO-BACH dejan libre el colegio para que se pueda organizar sin demasiados obstáculos la procesión de María Auxiliadora. Para ello desplazan sus actividades y deportes al pabellón municipal de Las Traviesas. Infantil y Primaria, obligados por la Evaluación de Diagnóstico que habrá que continúa en el día de hoy en 4º de Primaria, tienen las actividades propias de un día de clase. Eso sí, hoy no hay servicio de comedor ni actividades extraescolares para que la comunidad salesiana pueda atender un poco mejor a los invitados que les acompañan en la fiesta. Los invitados son los representantes de los distintos grupos de la Familia Salesiana.

Se había invitado a los centros de Vigo a visionar la película de Don Bosco. Asisten, en la sesión de 10:00, unos cuatrocientos muchachos de los colegios de Jesuitinas y de Cluny. Aureliano Laguna hace la presentación de la película. Han seguido la proyección con mucho interés; prueba de ello son los aplausos y alguna mal disimulada lagrimilla... Al final, se regala a cada colegio el vídeo de la película. Días ante se les había hecho llegar un dosier con una guía de trabajo muy completa, obra de Jesús Villegas, uno de los profesor del nuestro colegio.

En la parroquia, bajo la presencia yacente y atenta de Don Bosco, se celebra la eucaristía a cada hora, desde las ocho de la mañana hasta las diez de la noche con una breve interrupción al mediodía. Como nota destacable, la primera misa del día la preside D. José R. Pacheco, el Provincial de la Inspectoría de Santiago el Mayor; del resto se encargan los sacerdotes adscritos a esta comunidad. La misa de las 19:00 la preside el Sr. Obispo, D. Luis Quinteiro Fiuza, como también presidirá, a las 20:00 la procesión de María Auxiliadora. La reliquia de Don Bosco también posesionará con toda la Familia Salesiana. “Don Boso sale con María Auxiliadora”, que decía La Voz de Galicia. A las 21:30 despedida homenaje en el patio con bailes regionales y el canto de la salve…

También, silenciosa y ocultamente, a lo largo del día siguen desfilando grupos de niños, familias, hombres y mujeres sencillos…, que se detiene ante Don Bosco para musitar una oración, presentar un deseo o pedir una gracia. Ha quedado recogido, en ese libro de la vida en que todo queda escrito, que no hubo ningún corazón que se haya marchado sin que los labios y los ojos le temblaran de emoción. No deja de ser cierto aquello del musical Juan Soñador: “En tiempos de desencanto / nos enseñaste a esperar… / y tu palabra aún nos suena / a brisa y estrella que logra el pan”.