27 de junio de 2017    
San Cirilo de Alejandría    
noticia_destacada
foto_noticia_dos foto_noticia_dos
foto_noticia_dos foto_noticia_dos
+texto -texto enviar imprimir
Quédate, Don Bosco, en nuestro corazón

13/06/2012 | Redacción

Concluye la visita de la reliquia a Ciudad de los Muchachos, el colegio salesiano de Madrid-Vallecas.

Después de un día lleno de actividades con motivo de la visita de la reliquia de Don Bosco, una eucaristía ha puesto el punto final a esta visita en Ciudad de los Muchachos (Madrid-Vallecas). El Vicario Episcopal de la vicaría IV, Pablo González, presidió la misa en la que subrayó “el motivo fundamental que nos reúne hoy, la figura de Don Bosco”.

En la homilía habló del Don Bosco pastor, que va a buscar a las ovejas descarriadas, y de la necesidad que tienen los jóvenes hoy de pastores como él. Destacó también la intuición pedagógica del santo que supo “descubrir que los latidos del corazón de aquellos jóvenes pedían algo más”, y él supo ofrecérselo.

Un momento especialmente emotivo fue la renovación de la profesión religiosa de la comunidad salesiana ante Don Bosco. Junto a los salesianos, estaban los jóvenes del centro juvenil, animadores, cooperadores, ADMA, educadores y amigos de la obra salesiana. También estuvieron presentes los párrocos de la zona.

AL concluir la eucaristía, se acompañó a Don Bosco hasta el patio del colegio para despedirlo. Entorno a la urna, se repartieron globos a los asistentes para, en medio de vítores y aplausos, soltarlos para decir adiós a Don Bosco. En los globos se habían escrito deseos, sueños, peticiones… para que Don Bosco los acercara hasta Dios, como explicó el director del centro, Basilio Díaz.

El director, en la mañana, había recibido a Don Bosco junto con toda la comunidad educativa. Y le había dicho al santo que “sabemos bien lo que nos quieres y cómo entregaste tu vida por todos nosotros hasta el último aliento. Nosotros queremos mostrarte nuestro agradecimiento acogiéndote aquí, en nuestra casa salesiana de “Ciudad de los Muchachos”, con todo el cariño y amor que te mereces”.

“Queremos escucharte decir que “entre nosotros te hallas a gusto” y que intercedes por todos y cada uno de nosotros ante el Señor y nuestra Madre María Auxiliadora. Sé bienvenido –había añadido-, a tu casa de Valdocco en Madrid, como la bautizó alguien que nos visitó recientemente, porque esta casa tiene muchos aspectos similares a los que tú viviste en tu oratorio de Turín. Somos gente sencilla, agradecida, que queremos convertirnos en “honrados ciudadanos y buenos cristianos” como tú deseabas que fueran tus jóvenes. Nos encontramos aquí niños y jóvenes de muchas partes del mundo en donde están presentes tus hijos, los salesianos”. El director salesiano aludía así al elevado número de nacionalidades que se dan cita en este colegio del popular barrio de Vallecas.

Alumnos, educadores, salesianos, familias, han vivido este día especial en Ciudad de los Muchachos. Las distintas secciones del colegio tuvieron momentos de oración en los que encontrarse con Don Bosco y escucharlo. Los educadores y el personal de administración y servicios tuvo una eucaristía al final de la mañana, y los jóvenes del centro juvenil y los cooperadores, un tiempo de oración antes de la misa de la tarde.

Cuando, sobre las 20’00 horas, volvían a subir la urna de Don Bosco en el camión que la transporta, todos los presentes prorrumpían en un sonoro aplauso acompañado por vivas a Don Bosco. Seguro que en todos quedaba el deseo que, el director, había expresado por la mañana en la acogida de la reliquia: “Queremos que te quedes con nosotros para siempre, si no físicamente, que al menos tu espíritu nos guíe en todo lo que hacemos. Nosotros te tendremos presente en nuestro recuerdo y en nuestro corazón”.