27 de junio de 2017    
San Cirilo de Alejandría    
noticia_destacada
foto_noticia_dos foto_noticia_dos
foto_noticia_dos foto_noticia_dos
+texto -texto enviar imprimir
Don Bosco arrasa e Arévalo

21/06/2012 | Manuel Ramos

Esperado encuentro de Don Bosco con los jóvenes y familia saleisana de Arévalo.

Algo se notaba en el ambiente de especial en la mañana del miércoles día 20. Nervios, alegría, frases como “¡profe que bien, hoy viene Don Bosco!” o “qué día tan especial el de hoy” “que ilusión hoy viene Don Bosco” salían de la boca de los chavales cuya expectación era parecida a la de las mañanas de los seis de enero, regalos tan esperados y que al fin son recibidos.

Y es que llevamos más de quince días preparando el día de hoy: campañas de Buenos Días especiales, tutorías, seguimiento de la urna mediante vídeos de la urna por nuestra Inspectoría y por las de Bilbao y León, una convivencia sobre el himno del bicentenario, ensayo del himno del bicentenario en todos los Buenos Días, una jornada de ensayo de cantos de la celebración de la Eucaristía de acogida, preparación de la cartelera, decoración de la galería, un retiro de familia salesiana… ¡Hoy llega el momento para el que nos estábamos preparando!

Por la mañana hemos repartido entre los alumnos las camisetas que hemos hecho, las pañoletas y las pegatinas para que esta tarde todo el mundo estemos en esta casa de Arévalo preparados para visita de ALGUIEN ESPECIAL.

Ya por la tarde se notaba un ambiente especial, hacia las 16,30 la piscina del colegio quedaba abierta para todos los chavales, y hacia las siete, junto a correos un montón de gente se iba juntando para acoger a un hombre que durante 68 años resuena en Arévalo.

Expectación, nervios, emoción… y al fin entre aplausos se daba la primera acogida al furgón del que lentamente baja Don Bosco, un silencio abrumador se hizo durante este momento en el que chavales de nuestra casa, amigos y salesianos derramaban algunas lágrimas de emoción. Después procesión hasta el colegio, acompañados por la banda municipal, autoridades del ayuntamiento y un buen número de gente.

A la puerta del colegio esperaba el coro preparado para esta ocasión, cantando el himno del bicentenario, se soltaron globos y palomas y un dibujo de Don Bosco en el suelo hecho con café y sal por la madre de dos de nuestros alumnos. Después tuvimos la celebración de la Eucaristía presidida por D. José Sánchez, obispo emérito de Guadalajara. Cerca de 1000 personas estuvieron celebrando la Eucaristía con todos nosotros.

Emoción un sentimiento profundo de acogida, clima de oración, cariño y cercanía a la figura de este nuestro gran santo. Después la reliquia fue llevada a la Iglesia donde fue venerada por un montón de gente. Fuera de la Iglesia con música de fondo tuvimos bocatas, hinchables, refrecos…

De 00,45 a 2,00 tuvimos una Vigilia de Oración delante de Don Bosco en la que 100 personas participaron entre alumnos, internos, chavales y animadores del Centro Juvenil.

Esta mañana del 21 a las 07,45 la comunidad nos reunimos en torno a Don Bosco a celebrar la Eucaristía y renovar nuestra profesión religiosa. Emoción, gratitud estaban en los ojos de los hermanos que juntos celebramos el sacramento de la unidad y de la misión. Posteriormente tuvimos una oración con los profesores y con los alumnos.

Finalmente y plantando un árbol como símbolo del árbol del bicentenario, despedimos entre cantos palmas y aplausos a Don Bosco.

Estamos agradecidos por lo que ha significado esta visita. Ciertamente se notaba que “algo más” había en el ambiente, como una caricia de Dios llegaba a través de las reliquias de San Juan Bosco. Se cerraron un montón de negocios ayer en Arévalo para poder participar en este gran evento.

Ha sido algo especial. Pedimos a Dios que la visita de Don Bosco de muchos frutos en nuestra presencia de Arévalo que como siempre será casa que acoge, patio donde hacer amigos, parroquia que evangeliza y escuela donde aprender para la vida. De eso fue testigo Don Bosco ayer.

¡Gracias Don Bosco!