18 de agosto de 2017    
Santa Elena    
noticia_destacada
foto_noticia_dos foto_noticia_dos
foto_noticia_dos foto_noticia_dos
+texto -texto enviar imprimir
El adiós a Don Bosco de la Inspectoría de Madrid

25/06/2012 | Marta Cesteros

Emoción y entusiasmo en la despedida de la reliquia del Santo de los jóvenes.

La 2 de TVE retransmitía ayer, domingo 24, en directo desde la Parroquia “San Juan Bosco” de Madrid, la Eucaristía de la festividad de San Juan Bautista, que sirvió también para cerrar el peregrinaje de la Urna por las casas salesianas de Madrid, Arévalo, Guadalajara, Salamanca y Ciudad Real.

Sobre las 9.30 de la mañana de hoy domingo, 24 de junio, comenzaban a ocupar los bancos de la iglesia salesiana del Paseo de Extremadura en Madrid los primeros fieles, dispuestos a participar con entusiasmo en la celebración de la Santa Misa. Algunos de los presentes aprovechaban los últimos minutos de la presencia de la Reliquia de Don Bosco en Madrid, para acercarse a la Urna que, delante del presbiterio, presidiría toda la celebración y entraría en las casas de los televidentes, en esta ocasión especialmente significativa para la Familia Salesiana de Madrid.

El coro de jóvenes del Centro Juvenil Paseo, encargado de animar la celebración, se afanaba en los últimos ensayos y los técnicos de TVE trabajaban también sin descanso para que todo estuviera a punto a las 10.30, momento en que comenzaba la Eucaristía, presidida por el Obispo auxiliar de Madrid, don César Augusto Franco, y concelebrada por un nutrido grupo de sacerdotes salesianos.

En su homilía, Don César establecía un paralelismo entre San Juan Bautista, cuya fiesta litúrgica se celebra hoy, y San Juan Bosco, usando como referencia las últimas palabras del evangelio del día: «La mano del Señor estaba con él. El niño iba creciendo, y su carácter se afianzaba». El obispo aplicaba también estas palabras a la figura de Don Bosco, que ya preveía en su sueño, a la temprana edad de 9 años, el plan que Dios tenía preparado para él. “En San Juan Bosco –decía- Dios ha tenido misericordia de modo especial con los niños y los jóvenes”. Más adelante, señalaba que el Papa Benedicto XVI “nos ha recordado la situación de emergencia educativa en la sociedad actual”, y lanzaba a la Familia Salesiana el reto de “abrir, con la pedagogía del Amor integral, caminos para que las nuevas generaciones puedan descubrir su vocación y el sentido de su vida en Cristo”. Y añadía: “Hacen falta hoy padres y educadores cristianos que canalicen las energías de los jóvenes para hacer de ellos miembros plenos de la Iglesia y honestos colaboradores en el bien de la sociedad”.

El momento más emotivo de la mañana se producía, sin duda, al final de la misa, cuando la urna con la imagen de Don Bosco recorría el pasillo central de la iglesia, entre la ovación de los asistentes, para dirigirse al camión que definitivamente lo trasladará a otros lugares, para seguir suscitando – como recordaba ayer, en su despedida, el Inspector de Madrid- “nuevo entusiasmo en otras partes del mundo, como lo ha hecho en nuestras casas. Aquí nos queda su Espíritu que nos seguirá alentando”. ¡Hasta pronto, don Bosco!

http://bit.ly/Mv25ew